Crónicas de conciertos

La despedida de ‘Nueve’ de Rufus T. Firefly en Segovia

¡¡Hola indiEgenas!!

A las 22h entramos en la Sala Beat de Segovia y a las 22:30 aparecieron sobre el escenario Víctor Cabezuelo, voz de Rufus T. Firefly seguido de Charly, Sara, Jul y Rodrigo, el nuevo teclista de la banda.

Nosotras ya estábamos avisadas: “Rufus trae muchos “juguetitos” y tiene que estar todo OK” nos dijo Víctor, promotor del Winter Indie City antes del concierto de la banda.

Empezamos a escuchar ‘Lemmon 714’, y entendimos lo que nos habían dicho antes del bolo. Rufus logra sonidos muy distorsionados y no lo consigue sólo con los pedales, sino que usa literalmente “juguetitos”: Vimos desde un taladro (sí, sí, un taladro) hasta un slide.



A este primer tema, le siguió ‘Ours is the Fury’ y ‘El día de la bicicleta’, que sirvieron para que la gente que allí se concentró, se fuera acercando y animando a corear y aplaudir estos primeros temas. Muchos gritaban “¡Muchooo!” entre canción y canción, lo cual causaba risas entre el público.

Tras ‘Incendiosuicida’ y ‘El Séptimo Continente’, Víctor presentó por fin a Rodrigo, el nuevo teclista. Rodrigo es el cantante de Sonograma, una de las bandas emergentes de las que más se oye hablar últimamente. Era su primer concierto y aún necesitaba tener a mano las partituras.

Con ‘Subir a por Aire’ disfrutamos de más de dos minutos de esta instrumentación distorsionada.



Metrópolis’, ‘El increíble hombre menguante’, ‘Pompeya’, ‘Nueve’ y ‘El problemático Winston Smith’ fueron las canciones de ‘Nueve’ (2014), último disco de la banda, que Rufus T. Firefly eligió para el repertorio. ‘Pomeya’ fue para mí el mejor momento del concierto por la locura que se desencadenó en el escenario. Víctor alternaba su energía de la guitarra al teclado y del teclado a la guitarra, modulando el ritmo, haciendo vibrar las cuerdas, pulsando los pedales… una pasada, vaya.



Entramos en la recta final del concierto con ‘(escribe aquí el nombre de la persona que más quieras)’ precisamente para ponernos un poco tiernos. Víctor contó que éste era el último concierto de la gira ‘Nueve’ y que había sido tan, tan intenso, que querían devolvernos todo el amor que les habíamos dado en todas las ciudades con el siguiente disco, que esperaban estuviera listo para octubre de 2016, a lo que el público respondió con un largo “Ooooohhhh…” al unísono.



Al terminar ‘Test de Vioght-Kampff’ confiesan que “pasan del numerito de entrar al camerino y volver a salir” así que terminan el concierto con la ya citada ‘El problemático Winston Smith’ entre aplausos, gritos y muchas, muchas sonrisas.


¡¡Nos vemos en los conciertos!!

Por Bea Cubero

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: