Entrevista

ENTREVISTA a Lucía Scansetti | «Dimensions of Dialogue» nace a partir de una respuesta que Lucía nunca dio.

¡¡Hola indiEgenas!!
Hace un rato hablamos con Lucía Scansetti. Para quien no la conozca, es un talento de tan solo 21 años que lanzó un proyecto crowdfunding para financiar su primer larga duración: ‘Dimesions of Dialogue‘ (2015)  que alcanzó el 100% en menos de un mes. En este disco, la artista analiza diferentes situaciones en las que se ha encontrado y no ha sabido qué decir.

‘Dimensions of Dialogue’ es el último disco de Lucía Scansetti, el cual fue financiado mediante crowdfunding. ¿Cómo fue el lanzamiento del proyecto, la espera y el último día?
El lanzamiento fue la parte más fácil, más que nada porque no sabíamos en qué nos estábamos metiendo. Hicimos un estudio de la actividad de mis seguidores en Twitter, intentando dividir un poquito los intereses de la gente que escuchaba mis canciones y proponer diferentes recompensas a cada una de las aportaciones que nos llegaban. Esto fue lo sencillo; subí un par de vídeos presentándome y contando mi historia. Al cabo de tres semanas, comenzó la grabación. Fue todo muy rápido, una semana en el estudio. La cosa se complicó en la producción. La parte más dura es la fabricación de los propios discos, que ya está fuera de nuestras manos.
Al meter a más gente en el proyecto, hemos visto que todo se ha ralentizado un poco y no hemos podido cumplir los plazos que establecimos al principio. La producción de los vinilos se está retrasando mucho porque se fabrican en República Checa, por ejemplo. Los envíos los hacemos nosotros y eso lleva muchísimo trabajo.
El proyecto ha sido mucho más trabajo de lo que yo esperaba pero estamos muy contentos porque recibimos una respuesta por parte de la gente que tampoco esperaba.
¿Este disco tiene un hilo conductor que una las siete canciones o cada una es una historia diferente?
Teníamos muchísimas canciones ya trabajadas y que habíamos tocado en directo pero había que elegir siete, por eso la criba era mucho más extensa. Lo que hice fue escuchar todo y establecer un patrón que diese a todo un poco de unidad. Al tenerlas todas delante, me di cuenta de que había siete, casualmente, que habían nacido a partir de una respuesta que yo no había dado en alguna situación. Se había producido en mi cabeza un dialogo interno, pero no conmigo misma, sino con la persona o la situación en sí. Es lo típico, cuando te encuentras en una pelea o una discusión, que más tarde piensas “pues le tenía que haber dicho esto…” y en tu cabeza te montas de repente un diálogo. Ese es el patrón que llevan estas siete canciones.
De todos los sentimientos que Lucía ha llegado a sentir alguna vez en su vida, ¿cuál o cuáles son los que quiere transmitir en este último disco?
Hay uno que está muy presente, y es la culpa. Yo no quiero que la gente se sienta culpable al escuchar mis canciones y diga “dios mío, esto lo he vivido yo” sino que hay otro tipo de culpa y es la culpa que no llega. Eso está muy presente en todas las canciones. Es el sentimiento que debería hacerte sentir culpable por algo pero realmente no llega a hacerlo porque te está aportando algo bueno. Es algo como si estás haciendo algo mal y deberías sentirte mal, pero en realidad te hace sentir bien. Nunca se habla mucho de este sentimiento, así que espero que la gente se sienta identificada con por haber hablado de ello.
¿Por qué elegiste el corte 1, ‘Dare’ como primer single?
Era una canción que ya habíamos publicado antes. La publiqué yo como demo producida en mi salón porque este verano me dio el arrebato de no gustarme cómo estaba haciendo las cosas y decidí tomar la iniciativa. De una maqueta que tenía, hice un vídeo y lo subí a You Tube. La gente ya la conocía y me apetecía que vieran cómo puede transformarse una maqueta en un trabajo ya terminado.

¿Cuáles son los planes de futuro para la banda?
La verdad es que yo no tengo planes (risas). Hacer canciones, es lo que sí sé que tengo que hacer. Mi manager es quien lleva el rumbo de mi proyecto; yo solamente hago las canciones. Zahara, por ejemplo, sí sé que lleva ella misma la producción de su proyecto, pero yo prefiero no hacer lo que no me corresponde. Lo que sí es verdad, es que tenemos en mente hacer una gira para presentar el disco pero todavía no hay fechas cerradas.
¿Qué piensas de que la industria musical esté mayoritariamente formada por hombres? y ¿crees que tu crecimiento como artista puede ser más lento por el hecho de ser mujer?
En mi caso, creo que puede ser más rápido, incluso, por el hecho de ser mujer. Pienso que ahora mismo en España hay muy pocas mujeres que hagan lo mismo que yo y creo que por ello es más sencillo destacar. A nivel de la industria, yo nunca me he encontrado con más hombres que mujeres; Sé que es así porque se habla mucho, pero yo nunca lo he visto. De todas formas, a estas alturas, no creo que esto se pueda considerar un obstáculo.”
¿Qué dos canciones tuyas recomendarías a alguien que nunca te ha escuchado para que empiece a hacerlo?
Yo recomendaría ‘Elvis’, porque es una canción que grabamos en una sola toma. Charlie, en el estudio, escuchó una única toma de esta canción y la metió en el disco. Me gusta recomendarla porque es lo más natural. Si me quieres escuchar a mí, ésta es la canción, sólo tiene un poco de piano y mi voz, casi no tiene producción, es muy natural. Y por otra parte, ‘Dare’. Fue la primera demo que me atreví a sacar yo sola y la tengo especial cariño.

Si pudieras elegir el último concierto de tu vida, ¿de qué banda sería?

Creo que de Amy Winehouse.

¡¡Nos vemos en los conciertos!!

Por Bea Cubero
@beacubi

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: